Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates

 

El Sendero Óctuple del Yoga

 

mosaicoarabe

 

El Sendero Óctuple se describe en los Yoga-Sutras, atribuidos a Patanjali y datados aproximadamente en el sigo III a.C.
Son una descripción magistral sobre el funcionamiento de la mente humana así como del desarrollo de las etapas de la practica de Yoga.(A causa de la complejidad de su idioma original, Sánscrito, hay una multitud de traducciones e interpretaciones).

 
Estos 8 pasos constituyen el Yoga clásico y definen a la perfección la filosofía de Bhairavi Yoga, son los siguientes:
 
1. Yama – Actitud exterior
 
Yama es como un diamante de 5 caras a través del cual puedes mirar la realidad. Es una expresión directa de como Conciencia y vida se expresan en si mismas.

Tiene 5 principios básicos:

1.1 Ahimsa – No violencia:
Nos invita a ser sensibles y respetuosos a la realidad que se expresa en nuestro propio cuerpo.
Si nos mantenemos en una actitud de no agresión nuestra mente goza de tranquilidad.
 
1.2 Satya – Verdad:
Procurar que nuestras acciones y practica sean veraces y positivas.
Cuando sientes una profunda paz y alegría es entonces cuando estas cerca de la verdad”. Rumi.
 
1.3 Asteya – No robo:
En el sentido de no pretender apropiarnos de aquellas cualidades que no nos pertenecen. Abandonar el deseo de obtener lo que no poseemos por “derecho”.
Concentrarse en la acción y no preocuparse en los resultados.
 
1.4 Brahmacharya – Abstenerse de derrochar energía vital:
Mantener actitudes, acciones (entre ellas sexuales) y practica consciente, honesta, equilibrada y presente.
 
1.5 Aparigraha – No acumular:
Disfrutar sin apego de lo que generosamente la vida nos ofrece.
 
2. Niyama – Actitud interior:
 
El prefijo “Ni” en Sánscrito implica profundidad, esto nos indica que Niyama es un refinamiento de Yama, como si aumentáramos la resolución de las lentes para mirar más allá.
 
Niyama a su vez consta de 5 principios básicos:
 
2.1 Saucha – Pureza:
Re-descubrir la pureza inherente física y psíquica, interna y externa, a través de la limpieza que empaña nuestra visión.
Nuestra naturaleza es pura, cristalina, pero a causa de la acumulación de impurezas hemos olvidado esta realidad. Como el cristal de una ventana que nunca es limpiado; su naturaleza es aparentemente impura.
Mediante una limpieza y purificación del cuerpo, a través de Shatkarma (higiene, limpieza nasal, intestinal, e.t.c.) y una alimentación sana así como purificando la mente cultivando pensamientos y emociones positivas. Todo ello unido a la practica de Yoga (Asanas, Pranayama y Meditación), removemos las impurezas y nos re-encontramos con nuestra verdadera naturaleza.
 
2.2 Santosha – Modestia, Satisfacción, Confianza:
Humildad,optimismo y capacidad de estar satisfechos con lo que tenemos. Confianza plena en la vida y sus procesos.
 
2.3 Tapas – Diligencia:
“Tapas” significa “calentar / fuego interno”.
Tapas hace que el cuerpo este en forma y funcione bien gracias a las acciones (Asanas y Pranayama). De esta manera tiene lugar una purificación mediante el fuego interno que genera nuestra practica.
 
2.4 Swadhyay – Auto-conocimiento:
La practica nos lleva a un profundo conocimiento de nosotros mismos desde donde comprender toda la realidad que nos rodea.
Así es abajo como arriba, dentro como fuera: “A medida que avancemos en el conocimiento de nosotros mismos encontraremos la conexión con las leyes universales”. Yoga-Sutras.
 
2.5 Ishvara Pranidhana – Aceptación de una realidad o Yo superior:
Reconocer la matriz causal de la Conciencia y el proceso de la vida ocurriendo más allá de un Yo personal.
 
 
 ∞
 
Yama y Niyama no componen un código moral ni pueden ser impuestas como tal. Pues como explica Godfrey Deveraux: “Yoga es una invitación a descubrir la realidad más allá de lo aparente, no un empeño en transformarla”.
 
La practica de Yoga permite que las cualidades de Yama y Niyama se incorporen a nuestra vida de forma dulce y natural. A su vez mediante Yama y Niyama creamos un valioso marco para nuestra practica de Yoga.
 
 ∞
 
3.Asana – Posturas:
 
Las Asanas son posturas que combinadas con la respiración adecuada, la relajación y la concentración mental en las zonas especificas del cuerpo proporcionan un efecto preventivo, terapéutico y psicoterapéutico.
 
Mediante el trabajo físico de Asana se estimulan los nervios (motores y sensitivos) afectando al sistema nervioso central y, a través de el, al sistema cardiovascular, circulatorio, digestivo, respiratorio, endocrino y al aparato locomotor completo, produciendo en este ultimo caso una re-educación postural.
 
4.Pranayama – Respiración:
 
El termino Pranayama se compone de dos palabras:
 
“Prana” se refiere a la energía vital.
 
“Yama” control o dirección.
 
Se define a menudo como una técnica de respiración consciente que incluye un sistema de ejercicios de respiración.
El Pranayama influye sobre todos los procesos fisiológicos del practicante así como en su estado emocional.
 
5.Pratyahara – Control de la percepción y relajación mental:
 
Es la técnica de abstracción de los sentidos. La retención del estado mental “Aquí y Ahora”.
Es consecuencia de la 4ª etapa del Yoga: mediante la observación de la respiración se calma la actividad de la mente.
 
Si en este instante la Conciencia es abstraída de los receptores sensoriales la percepción de las fibras nerviosas disminuye, produciendo la liberación de la mente que deja de ser esclava de las percepciones y así el practicante mantiene la mente bajo un control absoluto. De esta manera ascendemos al 6º escalón del Yoga.
 
6.Dharana – Concentración:
 
Sólo después de fortalecer el cuerpo mediante la practica de Asana y entrenar y tranquilizar la mente con Pranayama y Pratyahara el Yogi es capaz de alcanzar Dharana.
 
Dharana es la concentración total de la mente en un objeto o idea. En esta etapa se alcanza la superior, pero todavía imperfecta, concentración de la mente en un único objeto. Se trata de una etapa de meditación profunda, cuando el flujo de pensamiento se detiene y se concentra en un solo objeto.
 
7.Dhyana – Meditación, el flujo controlado de la Conciencia:
 
En el estado de Dhyana el practicante es consciente sólo de su propia existencia y es objeto de su propia meditación.
 
8.Samadhi – Éxtasis o estado extático de la Conciencia:
 
Samadhi es la última etapa del Sendero Óctuple. Es un estado de la Conciencia superior, en el cual, se crea la unión indisoluble del perceptor y de lo percibido y desaparecen los limites del tiempo y del espacio.
 
om-dorado-sin-fondo 


El Sendero Óctuple nos inspira, recordándonos que nuestra practica de Yoga ha de tener una dimensión holística, que englobe todas las áreas que nos componen como seres humanos. Permitiéndonos así re-encontrarnos gradualmente con nuestro equilibrio físico y mental.